El consumo de drogas en los adolescentes

El consumo de drogas en los adolescentes

Aunque el consumo de drogas ha existido a lo largo de la historia en las últimas décadas, y junto a eso se ha generado una gran red de negocios ilegales y demás delitos, ha tomado una nueva dimensión. En la actualidad es clara la relación directa entre sociedad desarrollada y consumo abusivo de drogas, siendo esto algo más considerado como una enfermedad social.

Estos consumos son distintos a los consumos puntuales y ritualizados por otras culturas o de la nuestra en otros momentos históricos, cuando en momentos históricos muy arcaicos, la draga se usaba para llevar gritos, iniciaciones o como intermedio para darse la comunicaciones con los dioses. Dicho cambio se ha hecho presente debido a que el comercio internacional se ha hecho, en palabras de Westermeyer (1996), fiable, rápido y económico en las últimas décadas, es algo normal ya que es parte de la evolución. A ello hay que añadir la "miniaturización" de las sustancias, conforme se va avanzando en la producción de fármacos, estos se han comprimido y maximizado, por tanto ocupa poco espacio y es fácil de transportar, puede proporcionar un gran número de dosis.

Además, si la sustancia es fácil de transportar, ya sea por su peso, aislamiento, duración y demás otras características, pudiendo proporcionar grandes beneficios, es claro que las estrategias de márketing, introducción y distribución van a cobrar gran relevancia. Esto se facilita por el valor que se le da al dinero en nuestro sistema social y a los pocos escrúpulos o falta de valores que tienen algunas personas en obtenerlo, sea de modo legal o ilegal. No se olvide que sustancias que hoy nos parecen cotidianas como por ejemplo la heroína, cocaína, drogas sintéticas y otras más, hace algunas décadas, era imposible conseguirlas fácilmente, aunque algunas personas las traían en sus viajes a otros países. La única excepción son las drogas legales como el tabaco y el alcohol, especialmente este último, que es nuestra droga "social" en el sentido histórico y que ha definido el estatus social, que además se sigue manteniendo en el presente para una gran parte de la población.

Es bien sabido que algunos consumos de drogas legales se hacen en una especie de ritual aunque no lo parezca como lo es el brindar con champán ante acontecimientos importantes, el regalo de un puro al varón en una boda y los cigarrillos a la mujer. Otra cuestión importante son las consecuencias que acarrea en la salud en cuanto a consumo o consumo abusivo o dependencia, que a nivel cuantitativo son las más relevantes desde una perspectiva desde la salud pública, y no siempre son asumidas por la sociedad. No debe olvidarse los intereses económicos que subyacen a las mismas y el bloqueo sistemático a las acciones de control por parte de gobiernos e instituciones muchas veces son obstaculizadas por la rentabilidad para algunos.

Con los años los adolescentes cada vez más toman un papel principal ante la sociedad, ya que de ellos parte la esencia de lo que se vive, crea y como se desarrolla la misma. Actualmente, los jóvenes son unos de los más afectados en cuantos a vicios sociales se refiere, uno de ellos y considerado como de los más comunes, es el consumo de drogas, el cual ha ido aumentando y expandido a más personas. Prevenir que los adolescentes lleguen a este extremo de consumir drogas, puede ser posible, y esto dependerá de sus padres y el entorno en que se encuentren, para ello, deben tener en cuenta cada uno de los factores que generan el consumo de drogas, por el bienestar de los jóvenes y por el bien de las sociedades. A continuación se mostrarán algunos puntos claves que deben conocer de por qué ingresan al mundo de la drogadicción y qué hacer para prevenir que alguno de estos factores sea el motivo.

1- Imitación: esta es una de las maneras por las cuales los adolescentes caen en el mundo de las drogas, ya que al tener amistades que las consuman, llegará el momento en que quieran hacer lo mismo para sentirse socialmente aceptado dentro de su grupo de amigos y para experimentar lo que hacen sus compañeros. Además de ello, en ocasiones ocurre que los padres consumen y por querer ser como ellos o por tenerlos como ejemplo, se suman también a la drogadicción. Para evitar que caigan en él, los padres deben supervisar las juntas con las que se las pasa su hijo, asegurarse diariamente que no esté consumiendo ninguna droga a escondidas ni con la excusa de ‘probar’, y en caso de ser padres que consuman drogas, dejar de hacerlo para que sus hijos sigan el ejemplo.

2- Curiosidad: otro de los factores más comunes en los que ocurre la drogadicción en los adolescentes, es el de la curiosidad, ya que quieren experimentar y saber qué se siente al realizarlo, a partir de ahí en la mayoría de los casos queda el gusto por la droga y comienza el proceso de consumo hasta llegar a la adicción. Para evitar que esto suceda, los padres deben hablar con sus hijos, aconsejarlos, mostrarles e identificar lo que es bueno y lo que es malo, para que al momento que tengan la curiosidad no se atrevan a caer en el mundo de las drogas.

Publicaciones Relacionadas: